Arzobispo de Morelia Carlos Garfias

CuartoPoder / Antonio García García

Morelia, Mich.- La Iglesia de Michoacán no recibe dinero mal habido o malsano, sentenció el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos.

De la misma manera, agregó que él nunca ha entablado una reunión con algún líder criminal y que no lo haría debido a las circunstancias de violencia y corrupción que imperan en el país.

Empero, admitió que en el supuesto de que le ofrecieran tener una reunión de dicha índole, no sabría cómo respondería, pues observó que es un deber moral de la Iglesia tratar de disuadir a quienes hacen el mal para que se arrepientan y dejen de hacer mal a las demás personas.

De este modo, fue como el Arzobispo opinó sobre el asesinato de los dos párrocos en el estado de Guerrero, de cuyo homicidio se ha desprendido la posibilidad de que haya sido un ajuste de cuentas del narco; “las investigaciones no han concluido ninguna relación criminal”, dijo el prelado.

Así, señaló que desde que fue obispo de Acapulco ha pugnado por el establecimiento de una cultura de la paz, mediante el establecimiento del diálogo y comunicación entre la ciudadanía, las víctimas, las autoridades y los cuerpos policiacos; “es una pena cualquier acto de violencia y nos dolemos”, cerró.