Carlos Garfias

CuartoPoder / Antonio García García

Morelia, Mich.- Los cobros de los estipendios en las iglesias no son gravosos y pueden considerarse casi gratuitos, motivo por lo que estos pagos no contradicen con la gratuidad de las misas en la Iglesia Católica que pregona y defiende el Papa Francisco I.

Ello lo sentenció el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, quien acotó que únicamente se cobra los mínimo indispensable para la organización de las celebraciones religiosas; “yo no cobro las misas, sólo pido que me apoyen con la agenda”, aseveró.

Señaló que los costos de los estipendios católicos deben estar visibles en la Administración de las Parroquias, además que apuntó mayoría de los servicios eclesiásticos cuestan 100 pesos y que sólo la bodas cuestan 500 pesos. Así, argumentó que los demás cobros en las iglesias corresponde a gastos o servicios extras que solicitan los creyentes a las parroquias; “los costos son revisados y ajustados por los obispos… si se pide un padre especial también se debe afrontar sus gastos”, abundó.

Y detalló que los padres o obispos reciben una mensualidad por su trabajo, la cual oscila entre 10 y 15 mil pesos y es reunida mediante dichos pagos y donaciones de los feligreses a las distintas parroquias.

De este modo, fue como hoy por la mañana en Catedral de Morelia la Diócesis de Morelia anunció las celebraciones por el 453 Aniversario Luctuoso de Vasco de Quiroga y la realización de una colecta anual para Caritas; “se hará una gran colecta y se pedirá apoyo para esta organización que ayuda en todo sentido a los pobres y necesitados”, pidió el prelado.

En este sentido, monseñor comentó que el proceso de canonización de Vasco de Quiroga no se ha detenido, aunque observó que sólo falta que se presente un milagro con todas los requerimientos que solicita el Iglesia para convertirlo en santo; “a pesar del tiempo de su muerte, aún hay lugares donde se celebra misa en su nombre”, acentuó y cerró.