Martha Elba Torres Martinez

+ En las espaldas de Tinoco y Chon, el triunfo o derrota del PRI
+ Los priístas viejos para museo; a ver si les alcanza con el chavovoto

Por Martha Elba Torres Martínez

De ese primer lugar en la lista plurinominal de candidatos al Senado del PRI, estoy escuchando los más floridos epítetos de muchos de mis amigos priístas. A Enrique Ochoa Reza no lo bajan de ´culero´. Prefiero usar el calificativo de gandalla y lo que le sigue, para dar una idea del clima que en la entidad, rodea al presidente nacional de ese partido.

La primera posición para Michoacán. No. Para Ochoa, ni en Morelia –su ciudad natal, dice- lo conocen. Se daba sus vueltas a Altozano y solo para jugar golf.

En todos mis años de cubrir la fuente política y partidos, nunca me había tocado atestiguar unas internas tan sucias y denigrantes para las bases militantes como las de este proceso electoral. Pero me centro en el PRI, porque ahí si se volaron la barda. Qué digo: muro como el que quiere levantar míster Trumpetas.

Un paréntesis. Hace dos entregas reporte esta extraña sumisión de aspirantes a candidaturas en Morena, en particular la de Osvaldo Ruiz y otros jóvenes morenistas. Me comentaron amigos que les estaban ofreciendo cargos en el Gobierno Federal –las más jugosas, las delegaciones-, una vez que llegue a la Presidencia, López Obrador.

Esta semana, Domingo Rodríguez Hilario, ex precandidato de Morena a la alcaldía de Tzintzuntzan, me dio la razón. En persona, el enviado nacional Sergio Pimentel Delgado, le ofreció un puesto en el Gobierno Federal con tal de que no la armara de tos ante las cochinadas que esta haciendo el dirigente estatal Roberto Pantoja. Por eso su protesta a las puertas del cuartel guinda con el obligado cierre de la calle Rayón en el primer cuadro de la ciudad, por lo que todo mundo se dio cuenta.

Y cosas que ve una. Tampoco protesta mi apreciado amigo Cristóbal Arias, que va de comparsa en la fórmula al Senado, con Blanquita Piña, conocida en las filas centistas, pero invisibilizada en todo el estado. A él le tocará hacer la campaña y poner dinero.

Pero estoy en esta entrega con el PRI. El partido de los “jóvenes” –lo proclama Ochoa Reza-, que mando, literal, a la tiznada a los rucos. La vieja guardia del tricolor ya quedó para museo. A ver si le alcanza con los chavos, me comentó un encabronadísimo priísta sesentón.

Confirmadazo que a Víctor Silva le volvieron hacer la chicanada. Nada más por pura decencia, imagino que sigue al frente de un PRI donde propios y extraños ya lo dan por muerto.

Ahí esta el caso del respetado empresario Constantino Ortiz, que tiene prácticamente la candidatura para la alcaldía de Morelia, pero por el Verde Ecologista. Un frente de lucha más, para Daniela de los Santos.

Así las cosas. Ernesto Núñez, dirigente estatal del PVEM, es ahijado político del ex priísta Fausto Vallejo que va por Encuentro Social y Partido del Trabajo. Ellos solitos terminarán haciendo sándwich a la única candidata, que por más que anda de colonia en colonia –son ya más de 900 regulares y un titipuchal de irregulares-, firmando acuerdos en papel china que con las primeras lluvias se desintegrarán.

¿Qué va a pasar? Me preguntan con desaliento.

No soy adivina. Pero si me queda claro que Ochoa Reza, como en su momento Alfredo Castillo, nada más vino a restar y no a sumar. Y eso tendrá su costo para el PRI como sucedió en 2015 y ahora para su candidato Meade.

Primero.- A simple vista, mi compadre el ex gobernador Víctor Tinoco y el senador Chon Orihuela, ambos de Zitácuaro, así como el grupo de Marco Polo Aguirre y De los Santos, quedan como los ganones de las candidaturas. Por tanto, se echaron a sus espaldas el gradísimo reto de hacer ganar a su partido y con sus propios medios.

Segundo.- Las listas pluris del tricolor no hacen otra cosa que confirmar que todas las baterías y recursos estarán en la candidatura presidencial y que el resto se rasque con sus uñas. Sintomático que a Miguel Ángel Osorio Chong lo hayan mandado hasta el cuarto lugar en la lista del Senado y que Manlio Fabio Beltrones haya rechazado un sitio para la Cámara Baja.

Y tercero.- Ochoa cree que la senaduría es el pase automático a la candidatura para gobernador en el 2021. Que no se engolosine, porque a) cuentan las cuentas que entregue del 2018 y b) y a partir de ahí, a levantar el reguero de “cadáveres” políticos que dejó tirado en el estado.

A lo que voy, es que el 2 de julio ya se estará escribiendo una nueva historia para todos. Me dijo un viejo amigo: el poder de los grupos políticos no se miden por tantas candidaturas, sino por los espacios que se ganan y controlan.

Fausto ya no está, pero va seguir haciendo daño. Víctor Silva, siempre leal a la institución nunca quiso hacer grupo y hoy sufre las consecuencias. ¿Quién queda? Los que siempre están calladitos sin hacer ruido: los Chuchos.

Jesús Reyna –y lo he escrito ciento de veces- está en prisión injustamente. Peña lo sabe; ni fue aliado de “La Tuta” ni robó. Su único pecado fue no someterse a las humillaciones que Castillo Cervantes hizo a Vallejo y Salvador Jara. Ya es cuestión de poquito para que logre su libertad.

Y me atrevo a escribirlo con todas sus letras: Reyna es la víctima del sexenio peñista y sobre todos los ex goberladrones que están o no en la cárcel o prófugos, y podrá escribir su nueva historia.

Pero con todo y todo, Ochoa Reza no la tiene fácil para el 2021. Primero Meade tendrá que ser Presidente y segundo, enfrentará a los mismos jóvenes que hoy son sus aliados y a las propuestas de los Chuchos, como Adriana Hernández y el mismo Jesús Sierra
Muchas cosas veremos a partir del día dos de julio…

***

Y bien hizo Silvano Aureoles en no dejarse embaucar con el video del ´viagro´ con que iniciamos la semana. Rarísimo, pero por primera vez no les aceptó enlaces a las estrellas del firmamento noticioso de Radio Fórmula. Los mando derechito al queque.

Eso sí, respondió con discursos en las reuniones de seguridad que tuvo, en Uruapan: “No hay tregua ni cuartel, ni clemencia ni concesiones” para los malosos y en Morelia: “Aquí, ni intocables ni invencibles y seguirán los operativos”.

Hasta anteayer, en breve entrevista, pidió a los medios no hacer apología del crimen ni ser replicadores de videos como el de Enrique Sierra.

Los criminales, le dijo a su “fuente”, no merecen más atención que su captura y no dijo más.

Bueno, ni la senadora Luisa María Calderón, en rueda de prensa esta semana, quiso hacer mayores comentarios sobre el narcovideo de Sierra. Ella misma, en una grabación difundida a finales de 2013, fue mencionada en una conversación por “La Tuta”. Es un delincuente y se le tiene que dar ese trato, acotó.

Pero la queja recurrente, es que si las autoridades ya saben en qué zonas están las guaridas de los malandrosos, no van por ellos y los detienen.

No se mucho de estrategias de estas, pero entiendo porqué al ´Chayo´ lo atraparon acorralado en una cueva; a Kike Plancarte escondido en un armario y a Servando Gómez en una modesta vivienda de una popular colonia de la capital. Se imaginan si las fuerzas entran a fuego abierto a los bastiones de estas personas? Una matadera de civiles que ni Dios quiera. Porque hay que recordar que las bases sociales de estos grupos criminales son extensas y profundas.

No sé. Pero a lo mejor ya se están apuntando los ´viagros´ para la amnistía…

***

LA COMIDILLA

Interesante la página de sdpnoticias.com al medio día de ayer. “Alejandro Moreno también ubica a Meade segundo, Anaya tercero y Amlo en el cielo”: Federico Arreola; Afirma Jorge Castañeda que el país no se iría al diablo si gana Amlo”; “Prevén que Margarita Zavala y le quite votos a Anaya”. Ya ni la disimula el sitio web…

“La Policía Michoacán, Unidad Morelia, es un modelo de estructura de seguridad ejemplo a nivel nacional para la atención de la población y prevención del delito”, se atrevió ayer a decir el alcalde independiente que quiere repetir, Alfonso Martínez Alcázar. ¡Ah! El miércoles ladrones saquearon mi casa y me dejaron en calzones y sus policías nada más sirven para despojar a pobres mujeres que venden en la vía pública, su modesta mercancía…