Editorial

EDITORIAL

En los últimos días, pareciera que a un alto funcionario del gabinete del gobernador Silvano Aureoles Conejo le interesa provocar el nacimiento y el crecimiento de problemas sociales, como lo son los bloqueos que burócratas estatales y la CNTE realizaron este día.

Con esto, el funcionario –plenamente ya identificado por el mandatario estatal- presenta una mágica solución a los conflictos, pese a las afectaciones a la sociedad.

De esta forma, el STASPE colapsó la capital michoacana ante la falta de atención por parte del funcionario encargado de hacer política en el gabinete, quizá, por pensar en temas electorales.

Es así que, antes de que finalice el año, continuarán diversos movimientos sociales “fabricados”, o por falta de atención, afectado a los michoacanos.